domingo, 24 de febrero de 2008

Día del examen

Hoy fue el día del examen.
Alguien por ahí ya adelantó cómo me fue. Pero bueno.
Relataré todo lo que hice hoy.

Desperté temprano porque me invadía la ansiedad, tuve que recurrir a la Manuela para tranquilizarme y funcionó. Me alisté, desayuné y fui a la Católica con mi hermana. Llegué a la Cato súper nerviosa, busqué a los de Pamer y, unos minutos antes de que se iniciara el ingreso, me uní a ellos e hice las barras.
Llegó la hora de entrar. Fui, entré, me dirigí a la Facultad de Letras y Humanidades, busqué mi salón, me senté y esperé a que se iniciara todo.
Para mi grandiosa "suerte", una chica en mi salón empezó a vomitar. Yo, que había estado tranquila, me puse nerviosa y me dio un asco terrible. Traté de tranquilizarme.
Me dieron la ficha de respuestas, llené mis datos, me dieron el examen y, antes de comenzar, me dije: "A destrozar este puto examen, carajo". Ilativos, fácil; analogías, medio jodidas; Otras fromas, más o menos; Oraciones incompletas, pendejas; Plan de redacción, cabronas. Cuando dijeron que cambie de sección, no me sentí muy segura de lo que había hecho en RV. Pero RM estaba putamente fácil. Dejé tres por temor a equivocarme, pero hubiese podido hacer todo. La otra sección de lectura y analítico estaba medio pendeja, había un Juego Lógico que parecía un texto. Y la parte de inglés estaba jodida, pusieron dos textos y uno (el de la PUCP) creo que me cagó. Putos textos de inglés.
Revisión final, terminé de hacer una par de matemáticas, y ya no quise marcar más, pues había marcado algo de 122 preguntas. Terminó el examen, esperé a que se pudiera salir, dieron la señal de que saliéramos y caminé hacia la salida.

Ya, fuera de la Cato, busqué a mi hermana, que me había dicho que me iría a recoger, pero no la encontré. Después me encontré con algunas amigas, hablamos sobre nuestras expectativas y nada. Ya estaba pensando irme cuando me encontré con mis hermanos. Con ellos fui a Plaza San Miguel a almorzar, también estuve relajándome en el Coney Park hasta las 4.30pm más o menos. Después de eso, regresamos a la Cato a esperar los resultados.
Esperamos sentados frente a la Cato hasta las 5.30, de ahí fuimos a ver en Internet los resultados. La página de la Cato decía que los resultados estarían publicados a las 6pm, pero fueron fieles a la hora peruana, o sea, recién lo publicaron a las 6.30.
Puse mi código, mi fecha de nacimiento, esperé a que cargara la página y vi: "INGRESÓ A EE.GG.LETRAS". Bueno, era algo que ya sabía, pero quería saber en qué puesto. Vi bien: "
Orden de mérito: 8". ¡Mierda, octavo! Yo quería estar dentro de los 5 primeros. Bueno, ahora solo podré decir que quedé dentro de los 10 primeros.
Una chica que vio sus resultados ahí gritó como si fuese a acabarse el mundo: "¡Ingresé, ingresé...!". Luego le siguió otro chico... y yo estaba ahí, no sé si feliz. Mi hermana me felicitó. Salimos, fui a buscar a mi tutora. Cuando me la encontré, me preguntó cómo había salido: "Octavo", le dije. Mi tutora me dijo que estaba bien y me abrazó. Claro, luego vino el huevazo en la cabeza ¬¬.
Luego vinieron mis compañeros de mi salón, gritaron que ingresaron, todos nos abrazamos, respectivos huevos a cada uno. Luego un amigo me vio, me abrazó, me cargó y me hizo girar, yo gritaba. Después me tomé una cerveza... y así. Obviamente, me sentí un poco mal por la gente que no había ingresado.
Estuve un rato por ahí, la tutora me cortó algo del cabello ¬¬, "para la buena suerte", me dijo.
Después regresé a mi casa, algo mareadita, sólo "algo". Y aquí estoy.
No sentí mucha emoción, tal vez porque ya sabía que iba a ingresar. Más bien, si no hubiese ingresado, me hubiese producido una grandísima tristeza, una desesperanza inmensa. Lo que yo buscaba en el examen no era ingresar, eso ya era algo sabido, yo quería primeros puestos. Logré el octavo, tampoco estoy mal. Tampoco soy la gran cosa.

Mañana ir a la Cato a entregar algunos documentos. Joder, no me dejan descansar.
En fin. Ahora a estudiar en la PUCP.

(Yo quería quedarme a emborracharme hasta más no poder, pero no me dejaban... sí, aún me tratan como una niña menor de edad indefensa).

4 comentarios:

butacadecarlos dijo...

ojalá que esta vez sea la definitiva, yo creo que esa facultad es la indicada
que seas feliz.

D dijo...

Siento haberme adelantado =P...

Dark Prince dijo...

Espero que seas feliz amiga n_n

A veces te me hacías algo niña, pero yo ya sé que estás siendo una mujer ;) te felicito sinceramente.

Te aseguro que la alegría de haber ingresado es algo que nadie jamás te quitará... luego será motivo de nostalgia para tí, en fin...

JorgeCP dijo...

como dice mi compañero DarkP, la sencacion de ingresar es algo de una sola vez. Eso nos paso cuando entramos en la Decana...