lunes, 15 de setiembre de 2008

Bárbara ctm.

Estás conectada, pero no te tengo en mis contactos.

Igual te quiero =)

Ya no te ayudaré en tus trabajos, desgraciada (así hablo con mis amigos, bitch).
Se aprovechan de mi nobleza (de ser huevona, querré decir).

Ya no me afecta como antes, puedes tenerme así toda tu vida. En sí, no habría pensado en ti si una amiga no me hubiese preguntado sobre las putas de la Av. Arequipa (No, es mentira eso, estoy bromeando). Te recordé por que vi un video mío y tú siempre dices que no quieres ver videos míos. =) That's it. I love u, bitch.

miércoles, 3 de setiembre de 2008

Me mudo...
La nueva dirección la pondré algún día xD
Por ahora, preparo mi nuevo blog.
Y este probablemente quede abandonado. O quizás lo borre. O quizás... quién sabe.

No me gusta este blog.
Hay tantas cosas que se deben enterrar u olvidar.

viernes, 25 de julio de 2008

Con un "móvil"

Escribo desde mi PalmOne LifeDrive, en castellano: "Una mierda". Y no es mío, es de mi hermano. Lo uso porque no me dejan usar mi computadora... esas cosas que pasamos algunos.
Bien. No tengo nada que poner, solo quería probar.
-Ayer se graduó mi hermana, ya casi tenemos una arquitecta en casa. Felicidades, Brutencia (así la llamo).
-Llevo 3 días embriagándome, pero moderadamente.
-Te extranio, BM (perdón, pero no tengo ESA letra). Quizás tú no pienses en mí (tienes otras prioridades), pero yo sí lo hago. Te odio con todo mi amor.
-Hace calor.
-Sigo de vacaciones.
-Te extranio, vuelve. Ojalá pudiera retroceder el tiempo hasta aquellos días, poner en pausa el tiempo y vivir eternamente con tu amor.
-Quiero salir a embriagarme, odio estar sobria, así solo me siento mal.
-¿Por qué? Yo busqué chicas inteligentes y solo conseguí tontas prejuiciosas que exijen que las respeten por ser lesbianas, pero que me rechazan porque me corto y me embriago. Reputas.
-No me interesan los hombres para una relación amorosa ni mierdas como esas, ¿eh?
-Me cansé.

viernes, 11 de julio de 2008

Cacaciones (léase Vacaciones)

Mis vacaciones son una mierda.
¿Relajo? Ay, por favor, creo que durante el semestre he estado más relajada que ahora.
Ahora hago más que antes. Prácticamente, soy la empleada de la casa, la chacha, la natacha, la servilleta... por unos "platos de frijoles" xD. No, qué platos de frijoles si mi mensualidad es de más de mil soles. Pero no me parece que esté en mi casa haciendo las labores domésticas y no me dejen usar mi máquina ni me dejen ver mucha TV.
Me siento como niñita. Como cuando decían: "Si no haces tú tarea, no verás TV". Ahora no es eso, ahora me dicen: "Si no lavas, barres, aspiras, limpias, cocinas, das de comer a la perra y a la gata, sacas la basura y.... (lo peor de lo peor) limpias tu CUARTO, entonces no usas la computadora".
¡¿Cómo me van a tratar a así?!
Entiendo que les haya molestado haber nacido, pero no pueden tratarme así. No, es que yo tampoco sé cocinar ni me interesa nada de amas de casas. Si por mí fuera, yo me tiraría a mi cama y me dejaría morir de inanición. No me interesa nada.
Qué clase de familia es esta...

Después de todo, no quiero que se acaben mis vacaciones. Me desespera tener responsabilidades y presiones grandes como las de la universidad. En fin. Da igual, porque mi casa y la universidad me trastornan de la misma manera.

miércoles, 9 de julio de 2008

Los sueños y el miedo

Solo sé que ha habido 5 personas.
¡Tengo miedo! Solo eso, miedo...

Siento tanto miedo. Y, al ver todo eso, sentí nauseas. No tolero verte, pero lo hago... ¿por qué? Porque quiero hacerme daño. ¡Ya! Me jode todo eso. Debo dejarme de tonterías.

Los sueños. Los sueños influyen demasiado en mí. No en tonterías de significados astrales y palabrerías como esas. Mis sueños me cambian el ánimo.

Últimamente, solo tengo pesadillas y es porque tengo miedo, me siento insegura, ansiosa. Pero si en mis sueños, alguien muy cercano a mí es, en realidad, una persona mala conmigo, en la vigilia también tengo esa sensación. Llego a desconfiar, aunque no totalmente, de los demás. Me siento ansiosa cuando recuerdo mis sueños. Además mis sueños son vívidos y los recuerdo claramente, con sensaciones y todo. Creo que recuerdo más mis sueños que lo que me pasa despierta. Quizás vivo más en mi sueños.

Hace algún tiempo sentí algo raro. Unos años antes, había tenido un sueño, en el que frente a mi casa había un edificio (supuestamente del futuro) con muchas luces blancas, todo era como solemos imaginar el "futuro" (bueno, ya no como solemos, sino como solíamos). Se acercaba una catástrofe, quizás el puto "fin del mundo" y yo tenía miedo. Tenía tanto miedo de morir.
Hace unas semanas, andaba por mi casa, de un lado para el otro como cuando no tengo nada que hacer. Y me dirigí a mi computadora, pasé por la ventana y vi, frente a mi casa, la de los "vecinos", tenía bastantes focos de aquellos, blancos y luminosos. Fue tal el parecido con mi sueño de hace años que empecé a sentirme ansiosa. Sentí miedo, empecé a sentir nauseas y a temblar. Estuve así por toda la noche... luego, poco a poco, me llegué a acostumbrar y dejé de sentirme mal.
Es eso. Miedo. Necesito estar ebria para sonreír y dejar de sentir miedo, necesito que estés cerca de mí otra vez, necesito volar, desconectarme del mundo más de lo que ya estoy... No, no necesito nada, solo alcohol, pero, incluso, siento un terrible desgano por embriagarme. No solo es cuestión de bajar al primer piso e ir en busca de cualquier licor, también debo abrir la botella, tomar más de un trago y seguir tomando. Todo ese tiempo que se requiere me hace perder el interés por el alcohol. Soy una floja patológica. Quiero una pastilla o cocaína, no requieren mucho esfuerzo ni mucho tiempo para introducirlos al cuerpo.
Quiero dejar de sentir tanto miedo.

lunes, 23 de junio de 2008

Amor...por una película

-¿Qué haces acá? - preguntó ella fingiendo estar enojada.
-Pues...
Después de una discusión, ¿qué hacer? Fui a verla para disculparme por haber dicho esas cosas. No me gusta sentirme sola. Pero también tenía problemas: mi personalidad hace que yo esté sola usualmente.
-Vine a disculparme -dije.
-¿Sí?
-Mira, no vamos a seguir peleadas.
-Ayer en el msn me dejaste de hablar, ¿por qué no me dijiste nada ayer?
-Quería que dijeras algo... y además estaba viendo Good Bye Lenin.
-Es el colmo.
-¿Qué?
-Te interesa más una puta película.
-No es eso...
-¿Entonces qué?
-Esa película es muy buena. Vamos a verla a tu casa.

domingo, 22 de junio de 2008

Me cansé

martes, 17 de junio de 2008

Qué putada

"¡Puta madre, Uruguay nos goleó!", gritó un compañero de aula en plena clase de argumentación cuando el partido entre nuestra selección y la uruguaya había terminado.
No, wevón, no nos goleó. Goleó a una puta selección de mierda, a un grupito de incapaces... en sí, goleó a toda esta puta sociedad que no hace nada por mejorar el fútbol. Pero ¿sabes? El fútbol que se joda.
Aunque el fútbol es un deporte tan importante ahora que es imposible dejarlo de lado. Pero que un equipo de mierda que supuestamente nos representa pierda no quiere decir que yo sea una perdedora. Desgraciadamente, el fútbol es una manera más para decir qué país está mejor.
La gente muere por el fútbol, se mata, se.. todo, mierda. El fútbol es...emocionante, pero no cuando sabes que tu puta selección de mierda nunca va a ganar. No, creo que es emocionante ilusionarte y ver todos los partidos de tu puta selección para ver si por ahí aparece el espíritu santo y ganamos. Alucina. Es como si cada victoria fuese un terremoto... o sea, se da a los años.
Por suerte no estamos últimos, pero nada es más vergonzoso que perder 6 - 0 !! ¡¡Mierda!! ¿Estaban jugando voley o qué? Si es así, mejor que venga Gabriela Pérez del Solar a dirigir la selección. Olé!

viernes, 13 de junio de 2008

Lavar los platos

Sí, siempre alguien tiene que lavar los platos.
Usualmente, cuando no hay nadie en casa o todos salen muy apurados, mi madre es quien lava. Pero después uno tiene que lavar el plato, taza, etc., que utilice.
La cosa es que cuando mi madre me dice que lave los platos, yo tengo mi manera de lavar.
Por ejemplo, hoy me dijo que lavara su plato y el mío. Bien, pongo los dos platos y sus respectivos tenedores en el lavadero, dejo los tenedores a un lado, lavo los platos, los seco y los guardo. Luego, procedo a retirarme.
¿Y los tenedores? No los lavo, porque claramente mi madre me dice que lave LOS PLATOS y no los tenedores ni los cubiertos.
Siempre es así. Y mi madre nunca me dice nada, no sé por qué. Supongo que porque los cubiertos no ocupan mucho espacio.

viernes, 6 de junio de 2008

Diez, ¿entiendes?

Su facultad acaba de registrar la nota :10(DIEZ) correspondiente a:
Ciclo: 2008-1
Curso: HIS119-INTRODUCCIÓN A LA HISTORIA DEL PERÚ Y DEL MUNDO
Tipo Evaluacion: Práctica
Num. Evaluacion: 3

Cualquier reclamo sobre su nota, debe hacerlo a su Facultad.
Tambien puede apreciar esta informacion en el Campus Virtual.


OK, DIEZ. No solo está el número puesto (10), también está escrito y, encima, en mayúsculas: DIEZ. Mi primera nota desaprobada en todo el ciclo.
Why? (en voz de Schwarzenegger en Terminator).
Toda mi comisión (o, al menos, la mayoría) decía que las preguntas estaban fáciles. Claro, el problema es que yo no entendí la primera pregunta. Me pasé un tiempo pensando qué mierda quería decir esa pregunta. Después, cuando ya había escrito puro floro y tonterías que no tenían que ver, me di cuenta de qué trataba. Pero ya había escrito media página y me daba flojera ponerme a pensar más. Estaba algo apurada porque tenía que ir a ver El Teniente de Inishmore en la Plaza ISIL... Bueno, mi práctica acababa un poco antes de las 6pm y la obra comenzaba a las 8pm. O sea... me quedaba harto tiempo para ir. Pero yo quería estar hueveando por ahí, por eso salí a las 5.30pm.

Además... no me gusta escribir tanto sin música.

miércoles, 4 de junio de 2008

Recordando el pasado: ¿Por qué ahora?

Cuando estás deprimido por razones amorosas, las canciones sufridas cobran sentido. Hace algún tiempo, cuando estaba patéticamente deprimida por amor, escuché una antigua canción en la Radio Depresión por excelencia (léase Radio Felicidad). Un viejísimo bolero de Vitín Avilés que decía casi exactamente lo que yo sentía en ese momento. Bueno, era lo que yo quería pensar: que todo fue un juego y nada más.
O sea (¡cómo me gusta recordar!), recibí un hermoso e-mail en octubre (primavera en el hemisferio sur, donde me ubico), decía cosas que yo...no diría. En serio, aún recuerdo lo que se me vino a la mente después de leerlo, algo así como que: "No me gustaría decepcionarla, pero yo no pienso lo mismo". En el e-mail había promesas, aquellas como que "te amaré siempre", "nunca te dejaré", "quisiera pasar mi vida contigo", etc., etc., y todo con tal convicción que uno se desespera. Yo me sentí abrumada con tales cantidades de amor, de cursilería y promesas baratas que hace todo el mundo cuando siente cosillas (con "illas", porque ni siquiera es algo grande). Fue lindo leer ese e-mail, pero, un mes después, ella terminó conmigo y esas putas promesas de "nunca abandonarme" se fueron a la mierda. Entonces creí que todo había sido un juego, uno muy cruel.


¿Por qué ahora?
Vitín Aviles

Solo rodando por el mundo,
con un dolor profundo
y sin poder llorar.
Luego la escarcha de los años,
cubriendo como un paño
mi angustia y mi penar.

Por qué esperaste tanto tiempo para irte
por qué dejaste que tu amor me corroyera
Pudiste hacerlo más humano y despedirte más temprano
y mi vida no muriera.

Ahora te vas en Primavera,
como si no supieras
que para mí es mortal.
Ahora ya es tarde y siento pena
mi alma está muy llena
de ti y de tu mal.

Por qué jurabas que me amabas sin sentirlo
cuando enredabas mi cabello con cariño.
Pudiste haber parado a tiempo con decirme mira niño
es un juego y nada más.

Ahora te vas en Primavera,
como si no supieras
que para mí es mortal.
Ahora ya es tarde y siento pena
mi alma está muy llena
de ti y de tu mal.

Por qué jurabas que me amabas sin sentirlo
cuando enredabas mi cabello con cariño.
Pudiste haber parado a tiempo con decirme mira niño
es un juego y nada más.

miércoles, 28 de mayo de 2008

Estúpida manera de demostrar que uno sabe inglés

Es importante saber inglés, porque... bueno, así lo exige este mundo "moderno", además por otras cuestiones que no quisiera tratar ahora.
Toco este tema del inglés porque sucedió algo en mi aula que me llamó la atención. En realidad, me ha pasado antes en otros lugares, pero recién se me ocurrió escribir sobre ello.
Veamos que hay estúpidas maneras de demostrar que uno sabe inglés.
Sucedió en mi clase de Introducción a la Historia. El profe, experto en cuestiones audiovisuales, puso un video de Lima en 1944. El documental hecho por The Office of the Coordinator of Inter-American Affairs estaba en inglés. Este documental es interesante, hecho para el público gringo de aquella época que no tenía idea de cómo era el Perú (aunque siguen sin tenerla, creen que Perú está en México)... claro, solo mostraron Lima, porque "Lima es Perú y Perú es Lima" (noten mi sarcasmo). Si un limeño joven ve ese documental, va a tener la sensación de que lo que está viendo no es Lima. Aunque no exageremos mucho, porque hay situaciones peculiares de Lima que no se han reproducido en otra parte del mundo.
Con estos detalles que doy uno se puede dar cuenta que es un documental interesante, pero no gracioso. Entonces... no le encontré sentido a que unos compañeros del aula sonrieran cuando el narrador hablaba en inglés, obviamente. La razón era obvia, aunque estúpida, sonreían y se reían porque así demostraban que entendían inglés. Como que los que entendemos inglés entendemos el chiste de algo que está en inglés, aunque no haya chiste. No sé por qué esa necesidad. Quizá lo único me que dio risa en el video fue ver que una señora colgaba sus ropas en los cordeles, como aún se sigue haciendo en gran parte de la población. Pero... lo demás? No sé... ah, y lo peor era que sus sonrisas y sus risas eran súper fingidas.

jueves, 22 de mayo de 2008

Querer a alguien de verdad

Vi Pulp Fiction hoy, una película buena e interesante, y se me ha quedado en la mente la canción "Girl, you'll be a woman soon" que se escucha durante la escena de la sobredosis de Mia. Cada vez que escuche esa canción, sentiré cosas extrañas: una mezcla de ansiedad, lástima, confusión, dolor, impotencia. No tiene que ver con Mia ni con la letra de la canción: “I love you so much, can’t count all the ways I’ve died for you, girl”. Tiene que ver con lo que ocurrió conmigo mientras escuchaba esa canción.

Es interesante cómo se arma el rompecabezas del conocimiento, cómo te estrellas contra la pared de lo inesperado, cómo la imagen que idealizabas se mancha sin que tú quieras y cómo la impotencia, al ver que esa mancha no saldrá, te descontrola. Todo eso mientras escuchaba “Girl, you’ll be a woman soon” interminablemente.

Yo tenía un bello cuadro, yo lo había pintado de colores “felices”; cuando lo veía, me sentía tranquila: “Qué bien que hay color en algún otro lado, pues en mí todo es en blanco y negro”. Pero, de repente, pude ver parte del cuadro original, y no era como yo lo había pintado, tenía manchas que estropeaban el cuadro, manchas que cambiaban toda mi percepción. Fue impactante, fue chocante, sentí un vuelco en mi vida. Quería cambiar el cuadro, quitar esas manchas, pero el cuadro era intangible, como la Monalisa en el Louvre.
¿Cómo se afronta esa desesperación de querer cambiar algo y no poder? ¿Este interés puede denominarse “querer”? ¿o acaso es una manifestación de “querer”? ¿O es que yo estoy obsesionada con un cuadro maculado?
No sé, pero me he dado cuenta de cuáles son mis sentimientos finalmente. Y ya no es solo una forma de decir, es algo de verdad.

miércoles, 21 de mayo de 2008

Resultados

Primeros parciales en la Católica...
Es increíble. Cuando piensas que vas a salir bien en un curso, no va a ser así en realidad. Y cuando piensas que vas a salir mal, hasta las huevas, sales mejor de lo esperabas.
La nota más baja fue 13 en Intro. a la Historia, y yo pensé tener, por lo menos, 15. Puse todo mi conocimiento en mi examen, hasta me faltó tiempo, pero creo que fue puro floro. Jejeje.
Lo que me sorprendió fue mi nota de Sociología. Tuve 17. El examen lo hice como sea, escribí cualquier cosa que se me venía a la mente, ni tenía cuidado en el orden ni nada. Para mí, fue el peor examen que di. Y no me explicaba por qué saqué 17. No sé hasta ahora por qué, aun cuando tengo el cuadernillo en mis manos. !¿Por qué?!
Hasta ahora no sé cuánto tengo en Matemáticas. Ya lo sabré pronto. Y, bueno, la mayor nota la tengo en Argumentación... un 19, la mayor nota en el aula. Claro, yo no he sido la única.
Qué lindo, ahora tengo muchos cuadernillos.

Bueno, para terminar, pondré el video que hice en memoria de mi hijo, Michigan, que en paz descanse.

viernes, 16 de mayo de 2008

Días difíciles: Mi hijo Michigan

Michigan llegó a mi casa en marzo del año pasado, era pequeño y algo feo. Tenía las orejas muy grandes para tan menudo cuerpo.
Poco a poco creció, adquirió nuevas mañas, engordó, se hizo un gato "malo". Pero era mi gato querido... mi hijo.
A pesar de que yo lo trataba mal por lo jodido que era (testigo de eso es mi ex-amada jeje), yo lo quería. Era tan lindo, tan bello.

Hace unos días, Michigan se fue de la casa. Es usual eso en él, se va con la negra de al lado (la gata negra) y luego vuelve después de dos días cuando tiene hambre. El problema ahora es que ya ha pasado 4 días y no ha regresado.

Mi madre pensaba llevárselo de la casa porque él ensuciaba las paredes, rompía las bolsas de basura o se comía las carnes que dejábamos para cocinar. Yo no permitía que se lo llevaran... pero ya no está.
Le he preguntado a mi madre si no se lo ha llevado ella, pero me dice que no. En cuestiones como esas, no sé si creer a mi madre. Michigan era el "diablo" para ella, por todos los destrozos que hacía en la casa, aunque también a ella le gustaba jugar con él y molestarlo.

También existe la posibilidad de que lo hayan matado en alguna otra casa, porque Michigan era un "ladrón"; supongo que nadie soportaría a un gato que se coma el almuerzo.
¡Pero era mi hijo! Mi gato hermoso, mi pequeño niño...

Solo espero que vuelva, debe estar en alguna parte. Espero volverlo a ver.

Fotos Michigan:


lunes, 12 de mayo de 2008

How To Fight Loneliness


How to fight loneliness
Smile all the time
Shine you teeth 'til meaningless
Sharpen them with lies

And whatever's going down
Will follow you around
That's how you fight loneliness

You laugh at every joke
Drag your blanket blindly
Fill your heart with smoke

And the first thing that you want
Will be the last thing you ever need
That's how you fight it

Just smile all the time
Just smile all the time
Just smile all the time
Just smile all the time



Wilco - How To Fight Loneliness

domingo, 11 de mayo de 2008

Feliz día, madre

El día ya se acaba. El día de la madre.
Un saludo a todas y a mí también, porque soy madre de un bello hijo que tiene mucho de mí, con excepción de que es un gato.

Hoy el día ha estado como mi ánimo: Frío, nublado, gris y con un breve tiempo de sol.
No sé qué pasa conmigo. Estoy deprimida sin razón.

¿Qué decir? Pues que quiero mucho a mi madre y si no soy tan expresiva como las tarjetas y flores que venden en las calles, es porque crecí así, sin mostrar sentimiento alguno a los demás. No recuerdo que mi madre me haya dicho alguna vez: "Te quiero", ni yo a ella. Ni nadie en mi casa ha dicho esa frase. Mucho menos "te amo". ¿Por qué? No sé. Fue como si el sentimiento hubiese sido considerado "tabú" o digno de lástima, de temor, de vergüenza.
Crecí así, sin manifestaciones de amor, frialdad, distancia entre los miembros de la familia, apariencia de firmeza. Viví así.
Por eso, decirle a mi madre lo que siento por ella es tan difícil. O decir simplemente que me siento muy mal y que necesito de alguien. No puedo.

¡Qué mierda pasa aquí! ¡Por qué mierda somos tan fríos en esta puta casa de mierda! ¡Por qué no entienden que me siento mal y que es en serio y no lo digo por joder! ¡Qué mierda pasa por la cabeza de mi padre que le jode que yo tenga depresión o algún trastorno mental! ¿Locos? "¿Locos? ¡NO HABLEMOS DE LOCOS AQUÍ QUE NADIE ESTÁ LOCO!". No estoy loca, pero estoy deprimida... DEPRIMIDA POR MESES, ESTOY QUE ME JODO, CADA DÍA ME SIENTO PEOR, SIENTO QUE ME VOY A LA MIERDA, QUE ME HUNDO Y QUE NADA NI NADIE ME PUEDE AYUDAR.
Estoy muy cerca de explotar, de mandarme a la mierda yo misma, estoy desesperada porque no sé qué mierda pasa conmigo. ¿Por qué me pongo tan triste súbitamente? No sé.

Madre... querida madre, tú eres la madre...
¿Por qué no me tomas en serio, madre? ¿por qué cuando hoy te dije que me sentía mal, que sentía de todo: angustia, ira, tristeza; no hiciste nada, madre? ¿por qué no me dijiste algo para ayudarme? ¿por qué me siento tan sola, madre? ¿por qué siento que ni tú ni nadie me va a poder ayudar? ¿Madre, por qué me tuvieron?
Madre, hoy lloraba sin que te dieras cuenta, mis ojos estaban rojos, madre, tú celebrabas tu día, madre, con toda la familia ahí reunida, conversabas, preocupada por esos asuntos tuyos, preocupada por mí, pero no por lo que yo siento, preocupada por mi salud física, madre, yo lo sé.
Y está bien todo eso, te quiero porque te preocupas por mí, porque siempre estás detrás de mí... y ni eso, madre, estás siempre a mi lado. Pero... ¿por qué ahora siento que estoy sola?
Tu celebrabas tu día, madre, tu día. Mis hermanos y yo hacemos que seas madre, somos parte de esta celebración, pero yo me siento mierda, madre. Lo siento, yo soy un error. Lo siento, madre, yo no puedo.

Me voy para abajo, me hundo, me jodo... y hay quien se burla. Y HAY QUIEN SE BURLA DE MÍ, QUE CONSIDERA ESTO UNA ESTUPIDEZ... Me joden aquellos.

"No mires para abajo". Yo no miro, pero ya lo siento, ya sé que hay un abajo ahí y que está detrás de mí. Es fácil decir que no mire y que ya, que me deje de huevadas... pero, mierda, tienen que meterse en mí para saber cómo mierda es esto. No tienen idea de cómo es temer a algo irracionalmente, no tienen idea. Ellos son "normales", yo me hago a la pendeja, ¿verdad? Yo me hago, yo estoy jugando a estar deprimida, yo estoy bromeando para que ustedes se enojen, ¿verdad?

Madre, ¿por qué me dijiste que tomando esa maldita cosa me iba a "curar"? Esa puta cosa no es la panacea, madre, esa puta cosa es cualquier puta cosa. Madre, una puta depresión no se quita tomando esa puta cosa. Los "locos" no se curan con esa puta cosa, madre, no sé por qué lo dijiste. ¿Por qué crees tanto en esas cosas que dicen? Voy a asesinar a ese puto doctor para demostrar que su puta panacea no evita todo.
Madre, parece que te estuviera culpando todo. No, no te culpo de nada. Solo pregunto. Madre, sé que quieres lo mejor para mí y no puedes creer que tu querida hija esté jodida. ¿50 soles en el Cayetano Heredia y ya? Lo dices como si haciéndolo solucionases todo y nunca lo vas a llegar a hacer.

Querida madre, estoy jodida. Feliz día.

sábado, 3 de mayo de 2008

¿Matemáticas en la Literatura?

Chica: ¿A qué carrera vas?
Yo: Literatura.
Chica: ¡!Ah, qué chévere!!
Yo: Sí.

Exposición.
Tema: Matemáticas en cada especialidad.
Matemáticas en el derecho... una hora aburriéndome con los interminables grupos de Derecho... Derecho mercantil, Derecho civil, zzzzz..., Derecho tributario... En serio, era demasiado aburrido que el 70% del salón vaya a Derecho y, por lo tanto, hubiese tantos grupos de Derecho.
Pensando pues...
¿Matemáticas en la Literatura? Como dicen que las matemáticas están en todos lados.
Matemáticas en la Literatura... Claro, cuando estás corrigiendo los exámenes de tus alumnos del colegio 7529 del asentamiento humano Los Olvidados de Dios, ahí se usan las matemáticas en la profesión del literato.
Sumar los puntajes... este huevón escribió "aser" en vez de "hacer", menos o,5 de su nota. Revisando el floro de los alumnos... Pues me parece, a mi parecer, que la novela que hemos leído y que usted nos ha mandado a leer a principios de año escolar ha estado muy interesante, porque toca temas que llaman la atención de los jóvenes que pasamos por las mismas situaciones, por eso creo que la novela estuvo muy buena y creo que me ha interesado bastante, porque me pareció bien [Errores y horrores ortográficos corregidos]. Floro. La pregunta vale 4 puntos y yo te descuento el 75%, sacando la calculadora y haciendo operaciones, tu puntaje es 1. ¡Ahí está: Matemáticas en la Literatura!

Luego sumar:
Pregunta 1: 1 pto.
Pregunta 2: 2 ptos.
Pregunta 3: -0,5 ptos. (Por pendejo)
Pregunta 4: 4 ptos. (Se nota que leyó el resumen)
Pregunta 5: 1,5 ptos (para que la nota final no sea un decimal)
TOTAL: 08 (See you on summer)

Matemáticas en la Literatura: ¿Cuántos libros he leído? ¿Cuántos poemas, novelas, cuentos, etc. he escrito? ¿Cuántos exámenes he corregido? Todo multiplicado por 32, dividido entre 8, multiplicado por 6 y dividido entre 24... resulta... ¡Oh, sorpresa! ¡Lo mismo!

Sorry, but...

Me dieron ganas de hacer esto, porque no encontré ningún uso de la matemáticas en la Literatura. Tal vez lo haya, de hecho, tiene que haber, pero se me ocurrió bromear así.

See you on summer!

miércoles, 30 de abril de 2008

Una discusión cerca de mi casa

Hoy presencié una pelea verbal e indirectamente física a unos metros de mi casa. Lo escribo porque me parece interesante analizar el comportamiento de ciertas personas.

Llegaba a mi casa después de mis clases a eso de las 12m., en la vereda de mi casa estaba sentado el pintor (que ha estado pintando mi casa en los días pasados) y me dijo que parecía que no estaba mi madre en la casa. Yo no tenía llave con qué abrir la puerta, así que me quedé parada a lado de la puerta hasta que alguien viniera. De hecho, en mi casa, estaban puliendo el parquet, hacían una bulla horrible y no creo que alguien escuchara el timbre.
Entonces veo que un vendedor se acerca, vendía sus focos ahorradores, pasa por mi lado con su bicicleta y, a un metro de mí, están unos niños de entre 3 y 4 años jugando. La niña más pequeña le da un golpe al vendedor, creo que sus intenciones no solo eran de juego, sino de "joda". Es que tenían que ver a los niños, se notaba que eran pobres, vestían ropas sucias y su comportamiento era típico de familias en las que la manera de solucionar las cosas es la violencia.
El vendedor se enojó y le dio un ligero golpe a la niña diciendo: "No molestes, niña, y siguió su camino. En ese instante, escuché a lo lejos: "¿Por qué le pegas a mi hija?". Me volví a ver y encontré a una señora, mal vestida también, que empujaba un triciclo lleno de papeles, cartones, botellas... o sea, una "recicladora".
El vendedor se enojó: "¿Qué te pasa?". La señora volvió a preguntarle la pregunta, enojada. El señor se enojó más, se acercó a la señora, dejó su bicicleta apoyada en un árbol y, muy enojado, preguntó: "¡¿Qué tienes?!". Así empezó la pelea. Se dijeron de todo, pero hubo más. La señora, descontrolada, pateó la bicicleta del vendedor (algo realmente tonto e inútil, porque no hizo nada más que provocar al señor este), él pateó también el triciclo de la señora y ella le respondió tirándole una lata vacía.
El vendedor se enojó, estaba hecho un energúmeno, buscó una piedra del suelo y la levantó. La gente salía de sus casas para observar el espectáculo, y había algunos quienes trataban de disuadir a la señora y al vendedor de continuar con su discusión. Además, daba miedo que el vendedor le arrojase esa piedra, del tamaño de su mano, a la señora. Juraba que él era capaz de eso, por su expresión maniática y su manera de expresarse.
Después el hombre arrojó la piedra en las cosas de la señora, se escuchó romperse unos vidrios, ella recogió la piedra y amenazó con esta al vendedor. Ambos gritaban, pero me daba más miedo el vendedor, decía: "¡A mí nadie me grita! ¡No me grites, carajo!". O sea, ¿qué mierda se creía ese hombre? ¿qué problema tenía?
La situación se volvió más tensa, yo juraba que en cualquier momento empezasen a matarse a piedrazos, pues el hombre había buscado otra piedra y la tenía alzada. Obviamente, más temía al vendedor, él había perdido el control completamente...
Cualquier persona, digamos, "normal" no hubiese empezado tan escándalo. Ambos reaccionaron pésimo: Creo que la señora estuvo en todo su derecho de reclamar al hombre por haber "agredido" a su hija, pero no de esa manera. Incluso a mí me hubiese hecho perder el control... claro que no agarraría ni una piedra ni sería tan violenta. El vendedor reaccionó muy mal, estuvo "bien" al principio, pero debió irse sin hacer tanto escándalo. Creo que tenía un problema mental... se le podía notar algo raro en su forma de ser, de caminar, de hablar, de todo. Y la señora... bueno, creo que dije algo importante al describir a sus hijos.
Vi toda esa discusión de cerca, desde cómo comenzó hasta cuando la señora se alejaba con su triciclo y el vendedor le insultaba con groserías bastante fuertes. También vi cómo la gente salía de sus casas, cómo trataban de apaciguar la situación...
Al fin entré a mi casa bella y hermosa cuando el que trabajaba con el parquet en mi casa salió a chismosear, si no, nadie me abría la puerta.

Conclusión: Ayayay...
Lo hubiera grabado, tenía mi mp4 en mi maleta, pero tenía miedo que me tirasen un piedrazo XD.

miércoles, 23 de abril de 2008

Solo

Ayer, en la clase teórica de argumentación, teníamos que hacer un texto argumentativo sobre la pena de muerte. Me junté con alguien a quien no conocía (preferí haberlo hecho el trabajo sola, y no es porque soy muy "ermitaña", sino porque la chica esta no ponía de su parte al 100 por 100).
Nos peleamos por una cuestión de tildación. Ella me dictaba su opinión y todo eso, y le escuché decir "solo", así que escribí "sólo". Ella me corrigió y me dijo que había querido decir "solamente".
-"Solamente"-dijo-. Borra la tilde.
-Ah, es que pensé que era "solo" -dije.
-No, igual no lleva tilde.
-Sí lleva.
-No, no lleva.
-Sí... bueno, en ciertos contextos...
-No, nunca lleva, así dice la RAE.
Oh, Dionisio mío, mencionó a la sacrosanta RAE. Usó su nombre en vano.
-No... bueno, si te han dicho eso... -dije.
-Sí, yo lo he leído en la RAE.
Oh, otra vez... Y para no seguir peleando, continué:
-Bueno... seguro habrán cambiado las cosas.
Obviamente yo no cambié de idea de que la palabra "solo" sí puede tildarse, de hecho, SÉ que sí se puede tildar. El problema radica en que para el examen de admisión de la PUCP, uno hay que hacerse a la idea de que "solo" JAMÁS lleva tilde, no sé muy bien por qué cuestiones, pero así es. Así me enseñaron también, pero me aclararon que si se podía tildar en otras situaciones.

3.2.3.
sólo/solo.
La palabra solo
puede ser un adjetivo: No me gusta el café solo; Vive él solo en esa gran mansión; o un adverbio: Solo nos llovió dos días; Contesta solo sí o no. Se trata de una palabra llana terminada en vocal, por lo que, según las reglas generales de acentuación, no debe llevar tilde. Ahora bien, cuando esta palabra pueda interpretarse en un mismo enunciado como adverbio o como adjetivo, se utilizará obligatoriamente la tilde en el uso adverbial para evitar ambigüedades: Estaré solo un mes (al no llevar tilde, solo se interpreta como adjetivo: ‘en soledad, sin compañía’); Estaré sólo un mes (al llevar tilde, sólo se interpreta como adverbio: ‘solamente, únicamente’); también puede deshacerse la ambigüedad sustituyendo el adverbio solo por los sinónimos solamente o únicamente.

Fuente: RAE


Así que, mensa, lee, ¿ya? A mí nadie me discute. O sea, "nunca digas nunca".

martes, 22 de abril de 2008

Apareamiento

El ritual…
Send the pain below” suena, el calor es agradable, por favor, no te vayas.
Las palomas me rodean, caminan, se miran, me miran, los miro.
Macho hincha las plumas de su cuello para atraer a la hembra, ella indiferente se aleja de él.
Macho hace sonidos raros e insiste a la hembra, ella indiferente se aleja de él.
Macho sigue detrás de ella.
Me sumerjo en un pensamiento suicida. “¿Por qué me das libertad para amar si yo prefiero estar preso de ti?”. Ayer sonreí por ti. ¡Mierda, qué feliz eres! Me alegro por ti, me siento muy bien. A la mierda las tonterías que decías. Eran estupideces, yo lo sabía. Tú tenías la oportunidad de estar a su lado. Te quiero tanto.
Regreso a las palomas.
Observo cómo un macho y una hembra están juntos. Ella le pasa el pico suavemente por la cabeza. Se “besan” prologadamente. Ella vuelve a pasarle el pico por la cabeza. ¿Qué bonita imitación del amor! Se “besan”, se “besan”,…
La hembra cree que ya es hora, se agacha ligeramente. El macho la rodea. Ella sigue agachada. Y él… Sexo en un par de segundos.
Termina, el macho se va volando y ella se queda ahí mirando a todos lados.

lunes, 21 de abril de 2008

4.30pm


El frío entra por adentro y sale por mi brazo izquierdo; ese frío me recuerda a ti.
Formas parte de mí, de todos mis sueños, de historias que nadie supo contarlas, sólo tú.
Me gusta vigilarte, idealizarte, planear un encuentro, observarte cada noche a la misma hora, en el mismo lugar, con el mismo color, el mismo olor.
No te amo, pero me gusta fingir que sí; por lo menos, durante unos segundos me siento más feliz. Fingidamente feliz.
El sabor del tabaco, el calor del sol, el viento frío de costa, las palomas volando a mi alrededor, el hombre que busca comida en los R2D2, la pareja fingidamente enamorada, los niños felices (si es que no son Ana de Cría Cuervos), los padres, los abuelos, la puta tranquilidad y mi personalidad discordes.
No sé qué hora es, no sé qué día es hoy, todos los días son iguales de solitarios.
Empieza a hacer algo de frío, estoy cerca del mar, en media hora podría llegar si voy caminando.
Puta paloma de mierda, te haces a la difícil. Todo es fácil para ti, no tienes que amar. No tienes la necesidad de amar. No sabes qué es amar. Qué envidia siento por ti.
Quiero ir a otro lugar, quiero estar en tus brazos, quiero que me hagas sentir tu calor, pero no sé dónde estás. Nadie sabe dónde estás, sólo mi corazón. Y cuando te haya visto, sabré que eres tú quien debe estar a mi lado. Cuando te haya visto.
Todo esto es confuso, sólo puede entenderlo mi corazón. Figuradamente, en ese sentido cursi y dramático. En ese puto sentido.
Siento mucho odio... a todo el mundo. No, sólo me odio a mí. There is no love in me. I feel hollow.
Iré a buscarte.

(Escrito en un parque de San Miguel)

sábado, 19 de abril de 2008

A bit depressed

Nada.
Qué haces cuando quieres sacar algo de adentro y no sale nada. ¿Qué se hace cuando se siente un vacío demasiado grande que es imposible de llenar? ¿Qué se hace cuando se quiere sentir, pero ya no hay sentimientos, todos han ido a parar al inmenso vacío?
Todo es igual, todo parece estar sin razón, todo parece unos simples objetos que sólo sirven para ocupar un espacio.
¿Qué he perdido? ¿Por qué me siento mierda?
Nada.
Todo ha dejado de ser importante.
Me siento desesperada, acorralada. Siento que me he equivocado, que estoy yendo mal, que todo está mal en mi vida, que yo estoy mal, que se equivocaron conmigo, que no debí haber aparecido, que soy un error de la vida.

Si existiese "Dios", yo refutaría la idea de su perfección: se equivocó conmigo, se equivocó al "crearme". Pero no existe "Dios", es sólo para llenar el vacío natural de las personas. Pero mi vacío es mucho más grande, porque yo no creo en ningún dios, no creo en nada.

Ya dejé de vivir, ya dejé de sentir.
Tengo miedo morir, pero... ¿hay algo mejor?
Ni eso. Nada es bueno para mí.

viernes, 18 de abril de 2008

Sobre Galdós en la Cato

Hay una canción que dice: "Todo empezó como jugando, nunca pensé quererte tanto, y hoy que tanto te odio, te maldigo mil veces y quisiera morirme y volver a vivir".

Ayer Carlos Galdós se presentó en el Polideportivo de la PUCP. El espectáculo comenzaba a las 6pm y mi clase de argumentación terminaba a esa hora. No me preocupaba llegar cuando ya había comenzado, el problema eran los asientos.
Salí de mi clase más o menos a las 5.45pm y fui rápidamente al Polideportivo. En la entrada estaban entregando muestras gratis de los auspiciadores del show. La cuestión es que no encontré asientos libres adelante, así que tuve que sentarme atrás y sólo tenía que ver todo por las "pantallas". ='(
Estuvo más o menos, yo no soy muy fan de Galdós. Lo que me dio risa fue cuando imitaba, supuestamente, a un argentino que se alucinaba mucho. Reproduciré textualmente esa parte que me dio risa (sí, la grabé).

ENTREVISTADORA: Señor Pupi Porelorti... (...) Usted llega a un bar...
PUPI PORELORTI: Sho a un bar.
E: Y en la barra
P: En la barra...
E:... encuentra a Angelina Jolie.
P: Anshelina Sholie.
E:... esperando a que alguien la saque a bailar.
P: Quién va a querer sacar a bailar a esa tipa, boluda...
E: ¿Usted qué hace?
P: No... (...) Angelina Jolie... se parece... se ha puesto una nalga de Paco Ferrer en los labios...


Jajajajaja... ¡Mierda! Jajajaja...
Quizá eso sea una de las pocas cosas que de verdad me hizo reír.
Grabé un video, pero no hay nada interesante, mi mp4 estaba con la batería muy baja y no pude grabar mucho.



Bueno, Galdós dijo ciertas cosas sobre la PUCP, aunque aclaró que no era porque estaba ahí, sino porque de verdad creía que la Católica era LA universidad. Jajaja... Sí, claro. Decía que qué bueno era que la Cato sea abierta, que no haya homofobia como en la San Martín... prff.. criticó un poco a la Harvartin por esa cuestión de que despidieron a la profesora por ser lesbiana. En fin.
Como dijo Periquito, yo me quito.

martes, 15 de abril de 2008

Resucita


Nota: En parte, dedicada e inspirada en mi celular que me robaron el viernes 11. ='(

Me gusta cómo se ve mi sangre sobre las hojas de un libro que ya no vive.
No sabía que tú pudieses decir todo esto mejor que yo, no sabía que tú ignorases que dentro de ti había un personaje trastornado, un ser excéntrico que sólo repite las palabras de su mente.
Quiero vomitar, todo el día quiero vomitar, porque no puedo llorar, porque ya no quiero llorar.
Mis lágrimas arden en mis mejillas, mi nariz exclama piedad, ¡Oh, por favor!, y mi sangre huye de mí. Huye espantada, no quiere enfermarse más de dolor, de saber que tú ya no estás, que no estarás nunca más. Duele, duele todo. Duele vivir, duele sonreír, duele pensar.
¿Por qué te has ido? No quise jamás que te fueras de aquí.
Ahora me siento frente a tu lápida. Yaces ahí, contenta, feliz y tu rostro me dice: “Ya estoy en otro mundo, no lograrás alcanzarme”. Y yaces feliz.
Te extraño. Aquella mujer que ahora te reemplaza no es como tú, no se parece a ti.
Te extraño. ¡Puta, te extraño!
Voy a morir pronto, pero no lograré alcanzarte. Tú vives en otra dimensión, yo no lograré alcanzarte. Eres feliz, yo no. Yo no sé vivir, yo no sé estar aquí. He perdido la dirección, el sentido. He perdido la llave, la agenda, el encendedor, mi billetera, mi celular…
No sé usar el cuchillo, mi cuchillo llora. Un cuchillo no puede ser si no corta. Y me corta.
¿Por qué has muerto y me has dejado aquí?
Te extraño. Hoy vi a Venus y me sonreía, decía: “Ve…”. Fui. Y no debí, puto Venus. Las zonas reservadas son para protegerme del dolor, pero yo no sabía cómo salir de ahí. No había salida y sólo estabas tú, sonriendo, pero no a mí.
Mi cabeza me da vueltas, ¿es el alcohol?, ¿es que crucé la línea? Mi Lili dice que yo me volví loca. Mis padres dicen que yo soy rara, que soy rara, que soy rara, que soy rara.
Soy rara. Te extraño. ¿Por qué te has muerto?
Era hermoso cuando me repetías aquel verso y cuando cantábamos esa canción que nunca acababa, pero tú acabaste con ella y con la vida que sostenía ese amor.
Egoísta, sólo querías que todo fuera tú. Egoísta, burda imitación de la nada.
Dije, sí, mi sangre brilla como si viviese, pero brilla de felicidad, porque ha escapado de mí. Se dibuja un círculo, tengo miedo, un círculo triste, casi como si vieses en mis ojos, tengo miedo, el dinero cuenta, el dinero me mata.
Te extraño, ¿cuándo has de volver? Esperaré a que me aceptes como sólo un guardián. Quiero velar de tus momentos agradables, quiero compartir contigo, quiero que vuelvas a quererme. A quererme, no a amarme. Jamás volverás a amarme, yo lo sé. Eres feliz, yo no.
Tengo miedo, a veces quiero morir, pero no te veré y no te querré y ya dejaré de ser rara, rara, rara, rara. ¿Sabes lo que significas para mí? Eres un monumento, eres una obra de arte… yo he de tenerte cerca. Por favor, vuelve a vivir, no quiero que estés lejos de mí, por favor, vive otra vez, te extraño aquí. Estoy cansada de ver tu lápida que se burla de mí. Vuelve, por favor.

lunes, 14 de abril de 2008

Tratando sobre nada

Con nueva plantilla, aunque no me gusta mucho, pero es que no guardé la que tenía anteriormente y la cagué. Tendría que hacerlo de nuevo y me da flojera.

Bajé la película Cria Cuervos. En la mañana vi media hora de ella y me dejó prendida, sólo que no lo terminé de ver porque vino mi madre y me sacó de la máquina.
Antes de ver una parte de Cria Cuervos, vi Dead Silence. No me gustó mucho la actuación del personaje principal, no me creí nada de lo que él hacía. La historia... como muchas otras. De cierto modo, casi todas las películas de ese género son parecidas. Es interesante como para "entretenerse", pues para eso están hechas esas películas, pero no me provocó ninguna reflexión.
Una película de ese mismo género que sí me hizo pensar en algo fue The Skeleton Key. No sé si lo mencioné antes. Esa parte en que Caroline Ellis, la personaje, hace todo e intenta buscar explicaciones y soluciones para ciertas situaciones extrañas que se estaban dando en la casa donde trabajaba, y pues no le pasa nada... ¡nada!... hasta que CREE.
Y eso pasa, en realidad, siempre. Cuando creemos en cosas mágicas, las cartas o tonterías como esas, nos sugestionamos y pensamos que todo lo que nos pasa tiene que ver con eso.
Contaría un caso, algo que le pasó a alguien muy cercano a mí, pero creo que será para la próxima.

Más tarde terminaré de ver Cria Cuervos si es que me dejan. Y pues no sé por qué Ana Torrent me parece tan linda en esa película, creo que me enamoré de ella. Claro, como niña, porque ahora ya está bien vieja (exagero, creo que tiene 41 años... =S).

viernes, 11 de abril de 2008

Súper aburrido

(Desde una Internet frente a la Cato)

No sé qué hacer, estoy aburrida.
Se supone que debería estar en clases, pero es que me confundí de hora y creo que las clases ya están terminando, así que por las puras.
Sólo saqué unas copias de historia... Stalin, Hitler... suena interesante. Siempre me ha llamado la atención personajes como tales, "representativos" de un siglo de tragedias.
Me atrae mucho aquellas épocas de principios del siglo XX, tal vez lo he idealizado con tantas películas mudas que me fascinan ver. Es eso en realidad, me gustan las películas mudas, ¡LAS AMO!

Hoy no tengo nada interesante que decir.
Necesito algo que me haga sentir, un poco de alcohol, algo de drogas, algún corte, algún golpe... o simplemente un abrazo de alguien que me diga: "Te amo". Sólo necesito eso, porque ahora no siento nada.

Recuerdo cuando solía ser feliz y tú solías amarme...

Esta noche, veré alguna otra película muda. Estoy revisando cuál veré. Quizá nada, mañana tengo práctica de Historia sobre Leguía. Tengo que repasar algo para recordar.

martes, 8 de abril de 2008

Reflexiones de lunes en martes

Estuve pensando más sobre lo escrito ayer.

Eso de la idea del "nacionalismo" o de "identidad nacional" es algo que va perdiendo fuerza con el pasar del tiempo.
Antes importaba. ¿Pero ahora? Especialmente, nosotros. Muchos odian ser peruano.
Contaré un chiste, para ejemplificar todo. Va más o menos así:
"En un hospital, un médico asistía un parto. Cuando logran sacar al bebé, el asistente le pregunta si le va a dar el golpe usual para que llore. Pero el doctor dice que no, que ha descubierto una manera de hacerlo llorar sin golpes. Sólo debe acercarse al niño y decirle a la oreja que ha nacido en Perú".

En la mañana vi una noticia acerca de una compatriota que había dado a luz en un baño de un hospital chileno. Bueno, no me importó mucho la noticia, pero lo que me llamó la atención fue cuando el padre, quien también es peruano, habló. Sólo un año en Chile y ya tenía acento chileno. ¿Por qué somos tan frágiles en ese sentido? ¿No tenemos una identidad fuerte? Quizá eso del acento no sea sólo por nuestra frágil identidad, quizá sea por la facilidad que tenemos de perder nuestro acento. De hecho, yo puedo hablar como chilena (aunque sin jergas, porque no me las sé), pero no me gustaría cambiar tanto mi acento.
Bueno, para terminar, he de decir que tengo pensamientos muy nacionalistas (nada que ver con ese partido seudo-nacionalista), así que han de comprenderme.

lunes, 7 de abril de 2008

Reflexiones de lunes

Recuerdo que la clase pasada de Sociología, el profe se dedicó a explicar qué era el "hecho social". Y quienes no habíamos leído la lectura de Durkheim, no lo entendimos ni mierda. Cuando leí las explicaciones de Durkheim, entendí todo.
Hoy, de repente, salió el tema de la boda de Juan Diego Flores. Sí, la fastuosa boda del reconocido tenor. Hay tantas cosas qué decir acerca de ese..."fenómeno" que se vio aquel día, especialmente, de la gente. ¡La gente! Pero no sólo la gente, también la actitud del presidente, del alcalde de Lima, de Cipriani...
No quiero decir si me pareció bien o mal. Esas son cuestiones personales y en opiniones como esas siempre hay quien disienta de otro. Pero lo que me gustaría es analizar el por qué de todo, verlo como un problema sociológico (tantas clases de sociología me tienen así, alucinen).
Hay una cuestión importante: el hecho de que se haya casado en Lima. Concurrió una infinidad de gente a la Plaza de Armas, aplaudió, gritó, celebró como si fueran parte de la boda. Pero ¿y qué tal si se hubiesen casado en Europa? Obviamente, también hubiese sido importante y abarcado por los medios, pero la gente no hubiese estado ahí, no hubiesen hecho sentir como si aquella boda fuese un gran acontencimiento. De hecho, casarse en Lima fue una ventaja (además de ser un "sueño" de Juan Diego). La gente lo trató como si fuese la máxima representación de la realeza. En serio, sentí que había retrocedido siglos, que la gente que se amontonaba en la Plaza de Armas eran aquellos del pueblo y Juan Diego Flores y Julia Trappe eran los reyes que contraían matrimonio. Sólo faltaba la carroza tirada por caballos y el vestuario de aquellas épocas.
Bueno, hay tanto más. Escuché en clase una versión politizada de la boda y hubo quien criticó al cardenal. También quienes defendían argumentando que Juan Diego es un personaje que nos ha representado en el mundo u otros que decían que estaba bien que fuese importante, pero por qué hacer tan pública una boda... etc.
Lo único que me llamó la atención de ese suceso fue la gente, como ya dije. ¿Por qué tanta gente fue a "ver" la boda (porque ni siquiera pudieron ver, ya que estaban fuera y tampoco alcanzaban adentro porque eran demasiados)?
No quisiera ser tan pesimista con mis comentarios, ni "anti-peruana" (la gente suele decir eso cuando no alabas lo que es peruano); de hecho, digamos que admiro a Juan Diego Flores por su gran talento y su reconocimiento mundial. Pero es que yo me preocupo por la gente. ¡La gente! Nosotros, que no somos famosos ni nada. Hay algo en nuestra sociedad que me...perturba, pero es algo que es parte de nosotros, como nuestra "personalidad", así que no podemos cambiarlo, incluso, creo que es necesario.
¿Cómo explicar a qué me refiero? Es esa sensación que tengo que nosotros, como peruanos, necesitamos de personas famosas que triunfan en el extranjero para sentirnos bien, para sentirnos peruanos. Somos patriotas por conveniencia. No todos obviamente, yo no me creo patriota por conveniencia, estoy dispuesta a "entregarme" por el Perú. Creo que ahora muy pocos dicen con orgullo: "Soy peruano". Aparte porque nosotros mismos nos hemos creado una mala imagen en el mundo y pretendemos mejorar esa imagen con la gente famosa que sale de nuestro país. Bueno, creo que tampoco nadie diría con orgullo en el extranjero: "Soy peruano" cuando acaba de robar o cometer cualquier otro delito. Es que me jode la gente así. Me caga cuando veo en las noticias que tal peruano hizo algo en cierto país, me caga, quisiera que le quiten la nacionalidad peruana y que se joda.
Desgraciadamente, la gente (o sea, nosotros) seguirá diciendo que el Perú es un país de mierda, se sentirá orgullosa por Juan Diego Flores u otro artista famoso, cuando ganemos un puto partido de fútbol o nos vaya bien en cualquier otro deporte. Y ¿qué hay de nosotros mismos? ¿No podemos cambiar este puto pensamiento nuestro?

:::::::::::::::::::::::::::
Cambiando de tema, ya para acabar.
Odio a mi profe de mate. ¡¡¡¡NO ME HACE CASO CUANDO QUIERO HABLARLE!!!!
Una vez fue algo ya extremo. Me acerqué a él porque estaba entregando unas hojas para todos, yo contenta le digo: "Profesor...". El profe no me hace caso y atiende a otra persona. Luego termina con ella y dice: "¿Todos ya tienen la separata?". Yo no obviamente, porque le estaba pidiendo. "Profe, yo...", le digo, pero ni mierda. Se acerca un chico y le pide. El profe le da a él, pero no a mí. "Profe...!", casi grito. Y él, muy pendejo, dice: "¿Alguien me llama por ahí?". Ni me mira, ni nada. Luego se va por otro lado. Yo estaba tan enojada que mejor ya no seguí insistiendo. "Métete tus separatas por donde mejor te entren", murmuré y me fui.
Hoy hice un dibujito de él:

Un muñeco vudú del profe.
Y tiene un alfiler en el bigote. Jajajajaja.
Bueno, más o menos, así es mi profe. Con lentes, bigote y con una ligera calvicie.
Todavía no lo odio tanto, pero si vuelve a hacerme lo mismo, ya mi odio será verdadero.
No, exagero. Pero igual, no me gusta que me rechacen de esa manera. ¿A quién no?
Me voy a dormir.

domingo, 6 de abril de 2008

Q.E.P.D

Hoy murieron dos seres para mí.

Primero, mi perro. Vivió 14 años y en este año hubiese cumplido 15. No lo quise tanto, no me siento mal al verlo muerto. Su historia es larga. Ha pasado por tantas cosas, por tantas experiencias. Se lo llevaron a la perrera un par de veces, la primera vez regresó con mi madre, la segunda, solo. Se cayó del segundo y tercer piso en muchas oportunidades. Y muchas cosas más. En este último año de vida, le salió un tumor, le operaron y estuvo bien por algún tiempo. Luego empezó a "inflarse", hasta a mí me daba gracia y decía que parecía "embarazado". Se le hincharon las piernas y ya no podía ni caminar. Hoy vino el veterinario a verlo, dijo que el perro podría recibir un tratamiento, pero no se curaría. Sería en vano. Tenía una insuficiencia renal. Entonces mis padres decidieron que mejor era que lo mataran. El veterinario le inyectó y murió a los segundos.
Y así fue cómo terminó su vida.

Otra persona que murió para mí fue ella. Ya no le volveré a hablar ni nada. Ella es otra persona ahora. Ha cambiado mucho y, para mí, la B. que "conocí" ha muerto. De verdad que la extrañaré, la quiero mucho aún, pero creo que es mejor no querer a un recuerdo.

6 de abril, maldito día de mierda. Quisiera que fuese un sueño. No por mi perro, creo que él ya había llegado a su hora; me jode tener que olvidar a alguien así. Ahora a creer que está muerta.

sábado, 5 de abril de 2008

De Ripley... En busca del teléfono elegido

De Ripley, pero de Ripley's belive it or not, no de esa tienda chilena.
Tiendo a exagerar, por eso no crean que esto es una gran hazaña ni nada por el estilo. No me tragué 40 sables ni hice un salto mortal ni viví sin cabeza por un año, no nada de eso. Lo que pasa es que vencí un record mío. El record de mayor distancia recorrida en la ciudad (OJO... ciudad, porque en zonas rurales he alcanzado a caminar por 4 o 5 horas).
Aunque usted no lo crea.
Como dije en un post anterior:
Caminamos. Me gusta caminar. Caminaría kilómetros sólo para conocer más lugares.

No caminé tantos kilómetros. Quizá sólo un par de kilómetros. Aún no estoy muy segura de cuál es la distancia que recorrí, pero ha sido lo más que he caminado en Lima.
¿Cómo se me ocurrió? ¿Por qué? ¿Qué me había metido? ¿A qué ladrón estuve persiguiendo? ¿Por qué santo estaba peregrinando?
Las respuestas, a continuación:

Salía de la Cato a eso de las 5pm, muy contenta, lalalala, vi a una chica que me dejó más tonta de lo usual y me quedé mirándola. Pero justo, cerca de mí, en la dirección que estaba mirando, había un chico y el wevón pensó que le miraba a él. Puaj.
Bueno. Como decía, salía de la Cato, lalalala, con mi canastita de frutas y dulces, saltando mientras seguía con mi lalalala (obviamente, estoy inventando, ni modo que salga así). Salí por la puerta que está frente a El Comercio y crucé la pista. Entonces me dije: "¿Por qué no la llamas?". Sí, qué buena idea. Solía llamarle los viernes para hablar tonterías y, además, quería escucharla, ya que hacía siglos que no la llamaba. Entonces... lalalala, crucé la pista, en la esquina de El Comercio, y justo al frente hay un teléfono público. Pero me dije: "Na', está muy cerca de un cruce y no voy a poder escucharla bien". Por eso, seguí mi camino por la Bolívar. Lalalala.
Ustedes no van a creer, pero tienen que hacerlo, por qué mierda caminé tanto. Sí, la razón es estúpida y ridícula. Pero prosigo:
Caminé y caminé en busca de un teléfono público. Había muchos teléfonos en tiendas, como es usual, pero yo quería esos teléfonos que están en las avenidas o calles, usualmente en las esquinas, y que tienen como un tablero en donde están los códigos nacionales e internacionales que me servirían como apoyo, para poner mis brazos obviamente. OK, seguí caminando. Lalala. Y no había ningún maldito teléfono público. Luego de caminar no sé cuántas cuadras, recién puede ver un teléfono de aquellos en la esquina. Pero... oh, sorpresa, cuando llegué vi que no tenía ese tablero para recostarme. Entonces me dije que na', no quería ese.
Seguí. Luego vi en la otra acera, un teléfono de aquellos, pero estaba ocupado, así que mejor no crucé y seguí de frente.
Llegué, alucinen, a la Av. Sucre. Ahí había esos teléfonos que yo tanto buscaba, pero, como es una avenida grande, los carros hacen demasiada bulla. No quise llamar desde ahí y seguí mi camino.
Ya no cantaba lalalala ni estaba tan contenta porque sentía un ligero (qué ligero! Era un JODIDO) dolor en el pecho, justo al lado de mi corazón.
Pasé por la Guay, se escuchaba un merengue. Y seguí. Fue alucinante, en todo ese tramo desde la Av. Sucre hasta la Av. Brasil no había ni un sólo teléfono público. Bueno, uno, pero a media cuadra de la Av. Brasil, más o menos. No usé ese teléfono porque justo en esa esquina voltean carros y hacían otra bulla del demonio. Bueno, en ese tramo tuve un "ataque" de no sé qué, pero era un ataque. Podríamos acercar a un "miedo a los lugares abiertos". Solía sentir esos miedos hace algunos años, pero justo en ese momento volvió. Caminaba por un lugar muy abierto, y entonces... sentí un mareo, noté que para llegar de nuevo al lugar estrecho faltaba mucho y me desesperé. Sentí nauseas, hasta incluso hice una arcada, pero no vomité. Caminé lo más rápido posible y llegué al lugar de salvación. Luego ahí, me sentí tranquila. =S
Llegué a la Av. Brasil. Ahí también había teléfonos, pero el ruido de los carros me desanimó. Seguí de frente. Según yo, estaba caminando en línea recta. Jojojo. Caminé por todo Húsares de Junín y no encontré un maldito teléfono. Había locutorios, teléfonos en tiendas o algo así, pero no los teléfonos que yo quería (joder, parezco que tuviese un trastorno). Vi un teléfono público, pero no tenía ese tablero (joder, parezco más trastornada aún). Seguí caminando "en línea recta".
Ya no sabía dónde estaba porque no había letreritos que te decían en donde andabas. Pero sólo supe que no había ni un puto teléfono. Tal vez sea por el nivel socioeconómico del lugar, ya estaba andando por zonas de clase media alta y alta =S.
Mi "corazón" me seguía doliendo. Pasé por el Círculo Militar y el colegio Fanning. Yo andaba más perdida que Marco buscando a su mamá. Caminé y caminé... y vi a lo lejos: "Hospital Edgardo Rebagliati Martins". Oh, sí, ya sabía dónde estaba. Llegué a la Av. Salaverry y caminé como quien se va para el norte ='( Sí, para donde yo vivo. Y en la Av. Salaverry sí había teléfonos públicos con sus tableros y en casi cada esquina.
Me acerqué a uno, pero este puto teléfono regresaba mis monedas ¬¬ Creo que me estaba anunciando: "Pendeja, ¡no llames!". Bien. Caminé más. En la otra esquina, había otro teléfono. Llegué, descolgué el teléfono, marqué el número, esperé a que me contestara y... prff. Su grandiosa frase: "No, no quiero hablar contigo ahora". ¡Clic!.

O sea, recapitulando: Caminé muchas cuadras, buscando un puto teléfono, uno ideal para poder escucharla bien, para decirle: "¿Qué tal?" y hablar sobre tonterías. Todo eso para... ¡NADA! Me cortó a los 5 segundos! Y eso no es todo. No, señores pasajeros, damas y caballeros... Yo, muy IDIOTA, metí una moneda de 2 lucas! O sea, para hablar un tiempo regular (llamaba a celular), pero me colgó a los segundos y... perdí S/. 1.50! Oh, joder. Fue algo demasiado ESTÚPIDO!

Merezco 500 azotes. Caminé por hora y media, y todo para esa pendejada.

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA
JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA

Ahhh, me dan unas ganas inmensas de reír al recordarlo. Claro, en ese momento en que me colgó, obviamente no tenía muchas ganas de reír, por al contrario, tenía ganas de llorar. Pero, ahora me da risa por lo estúpida que fui.

Ay, Dionisio mío, no sé por qué soy tan estúpida, si en frente de la Cato hay dos teléfonos públicos (y hasta tres). Jajajajaja.

Aunque usted no lo crea.



viernes, 4 de abril de 2008

Preguntas para ti

Sólo quiero saber cuándo la conociste, por qué no me lo dijiste, por qué me lo ocultaste y fingiste quererme. Más que me hayas dejado, me jode que me hayas mentido, engañado y todas esas puterías.
Es que es algo estúpido. ¿Por cuánto tiempo me "amaste"? Calculo que sólo por 5 o 6 meses, el resto fue sólo una puta mentira.

Por qué jurabas que me amabas sin sentirlo
cuando enredabas mi cabello con cariño.
Pudiste haber parado a tiempo con decirme mira, niño,
es un juego y nada mas.

Canción antigua. Esas canciones, en cualquier momento de depresión, te ayudarían a dar el último paso de ella: el suicidio. En fin.

No sé por qué recordé eso de ti. Es que... OK... lo explicaré para que lo entiendas.
No me gusta verme humillada. Odio equivocarme o que los demás me hagan notar que estoy mal, odio que me hagan sentir menos. Un ejemplo práctico y gracioso: Odio que me tiren globos en carnavales, no porque termine mojada, sino porque me siento humillada cuando se burlan de mí. Odio eso. Por eso me enojo tanto que tengo ganas de responder con violencia.
Cuando discuto con alguien, no me gusta perder. ¡No me gusta perder!
No sé si lo entiendas, pero al haberme mentido y haber amado a otra persona mientras a mí me decías "te amo", me humillaste. Me dejaste pendeja... O sea, alguien como yo, que soy demasiado orgullosa (un mecanismo de defensa por mi baja autoestima), es engañada. ¡Jode!

Tengo que olvidar, lo sé, ya casi es medio año desde que terminamos formalmente, aunque, como ya dije, tú habías dejado de amarme antes. Muchísimo antes. En fin.

A veces me pongo así, no sé por qué. Ambas amamos sufrir, ¿te das cuenta? Como sea. Sólo quiero que respondas mis preguntas. Te quiero.

jueves, 3 de abril de 2008

Paseando por ahí

Hoy no pasó nada espectacular.

Tuve clases, luego salí con algunas amigas a "pasear" por el campus. Les dije que me iba y una de ellas se fue conmigo, ya que ella me dijo que se iba a la Av. Arequipa. La acompañé.

Luego estuvimos caminando por la Av. Arequipa, conversábamos sobre nuestro tema que iríamos a exponer en la clase de argumentación. Mi tema era que si la sociedad peruana estaba "preparada" para aceptar el matrimonio gay, muy aparte de que si estaba bien o no que los homosexuales se casaran... mejor dicho, nos casáramos.
En fin.
Caminamos. Me gusta caminar. Caminaría kilómetros sólo para conocer más lugares. Mientras caminábamos, me tentaba hacer una llamada. Una de aquellas llamadas, pero me dije que no. Mejor hacer el esfuerzo de olvidar. Olvidar. To Forget. Vergessen.
Bueno, pasamos por una discoteca que no sé cómo se llama, y olía excesivamente a cigarrillos. Eso que estábamos afuera. Cómo mierda sería adentro. Una nube espesa de olor peculiar.
Y luego recordé que por ahí queda "La Trece". O sea, esa discoteca... Le pregunto a mi amiga qué tal si entrábamos. Ella no quería, pero yo sí, aunque no sé. Tal vez hubiese entrado con ella, pero sola no me atrevía.
En fin. No entramos. Pero yo sé que algún día, señores y señoras, damas y caballeros, algún día, entraré. No importa si ahí o cualquier otra discoteca de ambiente, pero entraré.

Mañana quizá muero.
Mañana quizá me atrevo.
Es seguro que mañana me pasará algo horrible.
Puto profesor de mate, quisiera arrancarte el bigote.
Ya tengo carné universitario =D


(Av. Arequipa)

miércoles, 2 de abril de 2008

No me toques

I'm back! But she's not... She won't come back.
Pero... ¡a la mierda!
¿Qué es un hecho social? Pues... si no hubiese leído, creo que no habría entendido nada. Nuestro estimado profesor explica "demasiado" bien (noten mi ironía, por eso lo escribí en comillas... Según la RAE...).
Bueno, eso del hecho social no importa aquí, no quiero nada de "intelectualidad" en este blog.
La cuestión es que... me pasó algo, digamos, desagradable en la micro. No, nada exagerado, no es ninguna agarrada de culo ni posiciones sugerentes.
Subí a la micro, me senté "pegada" a la ventana, porque me gusta mirar la "bella" ciudad (sí, otra ironía) de Lima, especialmente esta "hermosa" periferia. Un hombre, que ya estaba sentado en el asiento de atrás, se sienta a mi lado. Yo leía una separata de la universidad, analizaba cuestiones sociológicas y entonces siento algo raro en mi brazo. Miro solapadamente y veo unos repugnantes dedos ligeramente sobre mi brazo. No hago nada, podría ser como cualquier toque normal que se dan en los asientos de los micros... ¡PERO...! Sus dedos se acercaron más a mí progresivamente. O sea, el pendejo aprovechaba cada bache para acercar su asquerosa mano a mí. Obviamente, me jodió y me hice a la enojada. Guardé mi separata en mi maleta y el pendejo alejó su mano.
Yo dije que ya, nada iba a pasar, pero el hijo de puta volvió con lo mismo. Me jodía que me tocara con sus putos dedos, y el pendejo se hacía al dormido, tremendo HUEVÓN. Si me tocaba algo más que mi brazo, yo le hacía un escándalo a ese huevón.
Tuve que soportarlo por casi una hora, la micro de mierda iba más lento y estaba lleno. Cuando tuve que bajar, le di un empujón al hijo de puta de al lado y salí. Pero el problema era cómo iba a hacer para llegar a la puerta si el carro estaba a más no poder. Uno tiene que ser tan delgado como un palo de escoba como para salir de la micro. Bueno, me hicieron pasar de paradero, porque, cuando el carro pasó por mi paradero, recién estaba a medio camino. Es que era imposible pasar en medio de tanta gente aplastada.
Estaba tan enojada para cuando logré bajar de la micro, caminé hasta mi casa y, cuando pasaba por el restaurante Laredo, la puerta se abre y casi me rompe la cara. El tipo que salía me dijo: "!Cuidado! ¿No ves que estoy saliendo?". Yo estaba tan enojada que le respondí: "Cuidado debes tener tú, huevón!".
Tenía ganas de gritarle a todo el mundo y sentía repugnacia al ver mi brazo. Llegué a mi casa y me lavé el brazo. Ya ando más tranquila por lo de mi brazo... ODIO esos hijos de puta que te tocan, la próxima y exploto. ¡He dicho!
_______________
[Espacio "Cultural"]
Uso de las Comillas
c) Para indicar que una palabra o expresión es impropia, vulgar, procede de otra lengua o se utiliza irónicamente o con un sentido especial: Dijo que la comida llevaba muchas «especies»; En el salón han puesto una «boisserie» que les ha costado un dineral; Parece que últimamente le va muy bien en sus «negocios». En textos impresos en letra redonda es más frecuente y recomendable reproducir los extranjerismos crudos en letra cursiva que escribirlos entrecomillados.
Fuente: RAE

domingo, 2 de marzo de 2008

Juegos viejos

Vuelvo a escribir aquí desde hace una semana.
No tengo ganas de continuar escribiendo aquí, no hay nada qué decir.


He estado tratando de no pensar y, para ello, recurrí a los videojuegos, las películas y la TV. Empecé jugando Buscaminas, luego recordé los juegos de nintendo y bajé Super Mario Bros. 3 y Super Mario World. Hasta ahora sigo jugando esos videojuegos. De cierto modo, ya no pienso, ni recuerdo, ni me preocupo nada más que de procurar no perder más vidas.


También he estado elaborando en mi mente una historia que me gustaría escribir. Una historia de amor. Pero no creo que escriba ni un solo beso ni abrazo ni te amos empalagosos, a menos que lo escriba como si fuese un "recuerdo". El personaje, prácticamente, vivirá en recuerdos, en aquel pasado lleno de amor y todas esas estupideces. Habrá cosas más "poéticas", quizá gran parte de la historia sea una puta hipérbole, en sentido figurado. En cierta parte, me joden los recursos literarios.


Todos los planes que tengo no incluyen nada de mis estudios universitarios. Yo, la verdad, no sé qué hacer. Siento un completo vacío en mí, siento desesperanza. No quiero nada. Es una sensación rara, no desear nada y no tener idea de nada. ¿Fui feliz? No lo sé.


¿Alguien de ustedes jugó en una computadora Atari el entretenido juego Montezuma? Yo solía jugar de niña, de muy niña. Aún conservo ese tipo de computador, lo que no ha quedado bien es el joystick. ¡Mierda, aquellas épocas! Me da miedo. No sé si saben, pero tengo un extraño temor a las pantallas negras de las computadoras. El DOS me mataría de terror. Bueno, exagero un poco.


Así es, supongo que algún día volveré con algo más interesante. Ahora estoy medio estúpida.


domingo, 24 de febrero de 2008

Día del examen

Hoy fue el día del examen.
Alguien por ahí ya adelantó cómo me fue. Pero bueno.
Relataré todo lo que hice hoy.

Desperté temprano porque me invadía la ansiedad, tuve que recurrir a la Manuela para tranquilizarme y funcionó. Me alisté, desayuné y fui a la Católica con mi hermana. Llegué a la Cato súper nerviosa, busqué a los de Pamer y, unos minutos antes de que se iniciara el ingreso, me uní a ellos e hice las barras.
Llegó la hora de entrar. Fui, entré, me dirigí a la Facultad de Letras y Humanidades, busqué mi salón, me senté y esperé a que se iniciara todo.
Para mi grandiosa "suerte", una chica en mi salón empezó a vomitar. Yo, que había estado tranquila, me puse nerviosa y me dio un asco terrible. Traté de tranquilizarme.
Me dieron la ficha de respuestas, llené mis datos, me dieron el examen y, antes de comenzar, me dije: "A destrozar este puto examen, carajo". Ilativos, fácil; analogías, medio jodidas; Otras fromas, más o menos; Oraciones incompletas, pendejas; Plan de redacción, cabronas. Cuando dijeron que cambie de sección, no me sentí muy segura de lo que había hecho en RV. Pero RM estaba putamente fácil. Dejé tres por temor a equivocarme, pero hubiese podido hacer todo. La otra sección de lectura y analítico estaba medio pendeja, había un Juego Lógico que parecía un texto. Y la parte de inglés estaba jodida, pusieron dos textos y uno (el de la PUCP) creo que me cagó. Putos textos de inglés.
Revisión final, terminé de hacer una par de matemáticas, y ya no quise marcar más, pues había marcado algo de 122 preguntas. Terminó el examen, esperé a que se pudiera salir, dieron la señal de que saliéramos y caminé hacia la salida.

Ya, fuera de la Cato, busqué a mi hermana, que me había dicho que me iría a recoger, pero no la encontré. Después me encontré con algunas amigas, hablamos sobre nuestras expectativas y nada. Ya estaba pensando irme cuando me encontré con mis hermanos. Con ellos fui a Plaza San Miguel a almorzar, también estuve relajándome en el Coney Park hasta las 4.30pm más o menos. Después de eso, regresamos a la Cato a esperar los resultados.
Esperamos sentados frente a la Cato hasta las 5.30, de ahí fuimos a ver en Internet los resultados. La página de la Cato decía que los resultados estarían publicados a las 6pm, pero fueron fieles a la hora peruana, o sea, recién lo publicaron a las 6.30.
Puse mi código, mi fecha de nacimiento, esperé a que cargara la página y vi: "INGRESÓ A EE.GG.LETRAS". Bueno, era algo que ya sabía, pero quería saber en qué puesto. Vi bien: "
Orden de mérito: 8". ¡Mierda, octavo! Yo quería estar dentro de los 5 primeros. Bueno, ahora solo podré decir que quedé dentro de los 10 primeros.
Una chica que vio sus resultados ahí gritó como si fuese a acabarse el mundo: "¡Ingresé, ingresé...!". Luego le siguió otro chico... y yo estaba ahí, no sé si feliz. Mi hermana me felicitó. Salimos, fui a buscar a mi tutora. Cuando me la encontré, me preguntó cómo había salido: "Octavo", le dije. Mi tutora me dijo que estaba bien y me abrazó. Claro, luego vino el huevazo en la cabeza ¬¬.
Luego vinieron mis compañeros de mi salón, gritaron que ingresaron, todos nos abrazamos, respectivos huevos a cada uno. Luego un amigo me vio, me abrazó, me cargó y me hizo girar, yo gritaba. Después me tomé una cerveza... y así. Obviamente, me sentí un poco mal por la gente que no había ingresado.
Estuve un rato por ahí, la tutora me cortó algo del cabello ¬¬, "para la buena suerte", me dijo.
Después regresé a mi casa, algo mareadita, sólo "algo". Y aquí estoy.
No sentí mucha emoción, tal vez porque ya sabía que iba a ingresar. Más bien, si no hubiese ingresado, me hubiese producido una grandísima tristeza, una desesperanza inmensa. Lo que yo buscaba en el examen no era ingresar, eso ya era algo sabido, yo quería primeros puestos. Logré el octavo, tampoco estoy mal. Tampoco soy la gran cosa.

Mañana ir a la Cato a entregar algunos documentos. Joder, no me dejan descansar.
En fin. Ahora a estudiar en la PUCP.

(Yo quería quedarme a emborracharme hasta más no poder, pero no me dejaban... sí, aún me tratan como una niña menor de edad indefensa).

sábado, 23 de febrero de 2008

Febrero: El mes

De vuelta aquí, con máquina sin virus y un día antes del examen de la PUCP.

Febrero, mes dizque del amor, mes del calor y de los carnavales. Para mí, hasta ahora, ha sido más que eso. Ha sido un mes de muchas emociones, desde la tristeza y hasta la felicidad (superficial solamente, aún no he llegado a sentirme completamente feliz).
Dejaré de lado la parte del amor, porque, a lo serio, a sido una mierda.
Me enfocaré más en todo lo que pasé para llegar a hoy, día previo a mi examen, todas esas cosas que siempre pasan a la gente despreocupada como yo y además de las experiencias que tuve en Pamer.

Cierta semana anterior a las inscripciones, me dije que debía sacar mi certificado de mi colegio y, como ya soy mayor de edad, ir a la RENIEC a hacer todo el trámite para mi DNI. Fui primero a la RENIEC, hice todo y ya, tranquila. Al día siguiente, mi madre fue a mi cole a sacar el certificicado. Después de las clases, llegué a mi casa, vi mi celular y vi un mensaje que me había enviado mi hermano que decía que mi certificado recién me lo iban a dar para la quincena. Y yo: "¡Qué!!!!!". Necesitaba mi certificado para antes del 9.
Me desesperé obviamente. Sin el certificado no podía inscribirme. Fui de un lado para el otro y cada vez me sentía peor. Me deprimí, me puse triste, etc.
Un día fuimos mi madre y yo al cole para hablar con la directora para que nos diera el certificado antes. Esperamos, la directora nos atendió y entonces dijo que nos daría el certificado el 8 de febrero. Y yo suspiré aliviada.
Creo que el 7 de febrero, en la academia, pregunté qué necesitaba para inscribirse, y una amiga me dijo que se necesitaba el certificado visado... "¿Visado? ¿Qué mierda es eso?", pregunté. Ella me explicó que era algo que se hacía en la UGEL y que podría tardar semanas. Yo me asusté. Fui a mi casa toda asustada, tuve que llamar a la misma PUCP a preguntar sobre eso, pero me dijeron que no era necesario. Joder, tanta emoción ya me tenía medio loca.
Me inscribí. Me relajé. Ya no tenía de qué preocuparme. Pero aún no tengo DNI porque hubo problemas con mi partida de nacimiento... ¬¬

Como fui una de los primeros puestos, tuve clases "especiales" hasta las 8pm, aunque no siento haber mejorado en algo.
Hace unos días fui con las chicas a tomar algunas cervezas y relajarnos. Ayer fue la clausura en Pamer, subí unos videos en Youtube. Y mañana es el día.

Espero hacerlo bien como lo he estado haciendo todo este tiempo de mi preparación, no busco un primer puesto porque es algo difícil (me falta más mate), aunque quién sabe y saco el primer puesto. Sería perfecto. Y no lo pido porque sí, sino porque sé que puedo.
Bueno, mejor no decir nada más hasta mañana.

Suerte para mí.