jueves, 22 de mayo de 2008

Querer a alguien de verdad

Vi Pulp Fiction hoy, una película buena e interesante, y se me ha quedado en la mente la canción "Girl, you'll be a woman soon" que se escucha durante la escena de la sobredosis de Mia. Cada vez que escuche esa canción, sentiré cosas extrañas: una mezcla de ansiedad, lástima, confusión, dolor, impotencia. No tiene que ver con Mia ni con la letra de la canción: “I love you so much, can’t count all the ways I’ve died for you, girl”. Tiene que ver con lo que ocurrió conmigo mientras escuchaba esa canción.

Es interesante cómo se arma el rompecabezas del conocimiento, cómo te estrellas contra la pared de lo inesperado, cómo la imagen que idealizabas se mancha sin que tú quieras y cómo la impotencia, al ver que esa mancha no saldrá, te descontrola. Todo eso mientras escuchaba “Girl, you’ll be a woman soon” interminablemente.

Yo tenía un bello cuadro, yo lo había pintado de colores “felices”; cuando lo veía, me sentía tranquila: “Qué bien que hay color en algún otro lado, pues en mí todo es en blanco y negro”. Pero, de repente, pude ver parte del cuadro original, y no era como yo lo había pintado, tenía manchas que estropeaban el cuadro, manchas que cambiaban toda mi percepción. Fue impactante, fue chocante, sentí un vuelco en mi vida. Quería cambiar el cuadro, quitar esas manchas, pero el cuadro era intangible, como la Monalisa en el Louvre.
¿Cómo se afronta esa desesperación de querer cambiar algo y no poder? ¿Este interés puede denominarse “querer”? ¿o acaso es una manifestación de “querer”? ¿O es que yo estoy obsesionada con un cuadro maculado?
No sé, pero me he dado cuenta de cuáles son mis sentimientos finalmente. Y ya no es solo una forma de decir, es algo de verdad.

4 comentarios:

Brian Tejeda dijo...

A veces me ha pasado lo mismo, es desesperante, sabeer que no puedes hacer nada... sólo reaccionar, no saber qué va a pasar y tampoco tener una idea de como resolver el cuasi acertijo que se te presenta.

Créeme que lo sé... ...hasta 1986.

Un beso.

Raulín Raulón... dijo...

Cuando es algo mío, no puedo aguantar lamentarlo. No puedo aguantar saber que en mi intención de cambiarlo, lo cambiaré posiblemente fuera de lo que yo buscaba.

butacadecarlos dijo...

eres lindaaaaaaaaa

Dark Prince dijo...

1,2,3,4,5,6,7,8,9,10...

ufff

"el cuadro era intangible, como la Monalisa en el Louvre."

A veces eres tan intocable... y tan cercana irónicamente...