sábado, 12 de enero de 2008

Semana etílica

En esta semana me he embriagado tres veces... No tiene sentido que lo haya escrito.


Quiero volverme alcohólica y no sé por qué.
Siempre hay momentos en los que deseo embriagarme, miro mi botella de refresco y deseo que se transforme en un pisco. Pero pasan los segundos, los minutos, y mi botella sigue siendo de una bebida sin alcohol. Odio estar sobria.
No puedo evitar sentir intensos deseos por embriagarme, no puedo ocultar mi desesperación y, por eso, me concentro en mi celular: le cambio de temas a cada rato, juego el nivel 22 de Erix y no logro pasarlo; y escucho a mis amigas hablar sobre algún chico.
Les diría que soy gay, pero siempre existe el temor de que me rechacen o me traten distinto. Tampoco les diría que la chica con quien me senté hoy me gusta porque se parece a ella, y es algo raro. Es raro cuando me mira y yo la miro; cuando nuestras miradas se cruzan, me desespero y me pregunto si acaso aún la amo.


Desearía que el alcohol no me haga daño, y así me embriagaría todos los días. Pero no sé por qué nací cagada. ¿Por qué? ¿Soy una rata de laboratorio? ¿Quieren probar cuánto tiempo vive alguien como yo, que se siente tan distinta a los demás?
Quiero ser como las demás, pero no puedo. Quisiera encontrar a alguien que se parezca a mí, pero no lo encuentro.

Faltan dos días para mi cumpleaños y el mejor regalo sería ella. Pero, como se sabe, nunca te regalan lo que quieres.

2 comentarios:

butacadecarlos dijo...

I need you to see this place, It might be the only way
That I can show you how, it feels to be inside of you

abusador

butacadecarlos dijo...

feliz cumpleaños

ahora ya eres mayor de edad

no podré ir a la cárcel XD