martes, 7 de agosto de 2007

Pensamientos idiotas en este diario

Ahora sigo contigo, Pity.
No sé por qué mierda te puse ese nombre, si me contestaras, me mandarías a la mierda.
Pero, puta, yo no les mando a la mierda a mis padres por haberme puesto Lizette. ¿Cómo miércoles se les ocurrió...?
Me vas a perdonar si me pongo muy grosera, pero cuando hablo con alguien, se me salen los ajos, las erdas y las utas. Así soy, y como ahora estoy contigo, Pity, pues te digo lo que quiera.
A veces he querido hablar con jergas, pero no soy muy buena con eso. Entiendo las jergas, pero no las digo. No sé, pe'. Yo lo único que digo es "mierda", "puta" y sus derivados, "carajo" y la "csm". No soy jergas, son palabras groseras na' más.
Soy monse para esas cosas, Pity (hasta que por fin dije una jerga).
Puta, ahora me habla mi amor y me dice cosas que me han puesto mal, wevona, por la puta madre. Y yo no sé qué mierda siento, porque también estoy jodida. Estoy trabajando, por lo menos con la plata que gane, pagaré algo de mi puta cuenta de la Robofónica, o sea, Telefónica.
Cuando quiero, hablo peor que reggaetonero. No, esos hablan peor. Son un asco, de verdad.
Pity, ¿sabes qué más? Me he estado cortando. Sí, estoy más loca que una cabra. No sé por qué dicen eso, no sé si una cabra es loca. Pues yo sé que las gallinas cluecas son más locas, y más locas son las gallinas que tienen crías, y más locas son las gallinas que han tenido pollitos, y muchísisisisisisismo más locas son las gallinas que nunca lograron tener hijos, o sea, que mientras empollaban, pasó algo y sus huevos se jodieron o se rompieron o alguna mierda así, y después como que se frustran y se vuelven locas.
Pity, ¿quieres saber cuántos cortes tengo? OK. Los contaré. Tengo 39 cortes que se notan. Algunos son superficiales, otros un poco profundos y otros son bastante profundos y duelen. Tengo cortes en ambos brazos, en mi abdomen y en mi pierna izquierda. Me siento bien de tenerlos, me siento...MUY BIEN con ellos.
Sí, Pity, es raro porque estuve con una depresión de puta madre, pero ya me tranquilicé, será porque hoy empecé a trabajar. Hago lo mejor que puedo para sentirme bien y ganar mi dinero.
¿Sabes que llegó el recibo de la Robofónica? Sí, llegó, pero, por suerte, no salió mi llamada de cuchucientos soles. JAJA! "Cuchucientos". Así digo cuando la cantidad es grande. O si no, mi número favorito y que siempre repito para cantidades grandes es "quinientos mil".
Pity, no sé, quisiera expresarme con más jergas, pero no puedo. Es que soy más formal que Martha Hildebrant; ella dirá palabras "groseras", pero que están en la RAE. Yo ni mierda.
Bueno, no importa, ya aprenderé a hablar jergas. Pero creo que estoy bien sólo con entenderlas.
=/
Ya, Pity, de loca, me corté y escribí una B con mi sangre en una hoja.
La sangre es una buena tinta, cuando no tengan lapicero o lápiz, córtense y escriban con su sangre.
Es raro que me corte, ¿sabes por qué, Pity? Porque cuando veo sangre, me siento mal, me da asco y siento mareos. Y aún así me corto. ¿Por qué la gente siente asco al ver sangre? No sé, aunque no quiera, ya eso es inconciente conmigo.
¿Por qué B? Porque el nombre de mi amor comienza con B. Mi amor. Mi niña. ¿Pity, sabes que ella es la niña más hermosa del mundo? Para mí, no hay otra. Para mí, no hay nadie más buena que ella. Es mi vida, mi todo. A mí me parece que ella es una princesa que vive en un lúgrube castillo rodeado de dragones, que, a veces, cuando los dragones duermen, ella puede sentir tranquilidad, puede ver el cielo y el sol o la luna... Y yo soy su príncipe que, algún día, tendrá que salvarla... JAJAJA! Qué alucinada me di, y eso que ya dejé de drogarme. ¡Felicítame por eso, Pity! Llevo más de un mes limpia. Ha sido la cagada, lo reconozco, pero no quiero seguir jodiéndome la vida. Menos ahora que vi algo ayer.
[Ay, me gusta esa canción Inflatable de Bush, me hace llorar]
Te cuento ese algo, Pity, es algo breve. Tu sabes que para ir mi trabajo, tengo que ir a otro distrito lateando nomás [ay, otra jerga!], bueno, es que sólo tengo que cruzar la Panamericana y ya paso a otro distrito. Y ahí pues, en el paradero, estaba una persona sentada, estaba toda sucia, y comía un chizito desesperadamente... Me dio pena, me dio no sé qué más... Porque, puta, era una drogadicta. Joder, cómo la gente se puede llegar a perder a tal extremo, peor si es alguien que no tiene nada, tal vez ni padres que la cuiden, y si la tienen, pues a ellos les llega. Pucha, me dio cólera y muchas cosas.
¿Pity, sabes desde hace cuánto tiempo me he estado drogando? Desde hace 3 años, más o menos. =S. Tampoco es tan fácil dejar de drogarse, qué crees. Hace 3 meses, me dije que iba a dejar las drogas, pero no podía, y lo hacía. Aunque trataba de hacerlo menos seguido y de reducir la dosis. Y ya me ves ahora... sin drogas. Todo se puede. Claro, que sufrí una etapa horrible, me sentía desesperada, me golpeaba, trataba de calmarme con infinidades de cigarros, me cortaba, me embriagaba... y pues ya ves que se me quedó gustando cortarme. El alcohol y los cigarros también los he dejado. Trato de no joderme más.
Ya escribí mucho, mierda. Mañana escribiré en el otro blog.
Nos vemos, Pity.

1 comentario:

tRiShTeZa.. dijo...

ey nu tas loca como una cabra.. bueno a menos ke las cabras no sean locas.. en ese caso talvez si.. pero no estarias loca xD... buen io tambien me corto y hay mucha gente ke lo hace.. nu te sientas mal =)